Nuestro abuelo trabajaba en su TALLER de la plaza Santiago de Estella, dando forma al hierro mediante el FUEGO. Era un lugar ruidoso, lleno de ritmo y actividad. Mediante el trabajo artesanal de sus MANOS, curtidas por los años, realizó, entre otras muchas cosas, sus CUCHILLOS…

CUCHILLOS que se han convertido en el instrumento principal de nuestro oficio, la cocina. El FUEGO es, asimismo, el que nos permite transformar nuestra materia prima en algo nuevo, nuestros platos. A través de nuestras MANOS, llenamos de acción y energía nuestro espacio, nuestro TALLER GASTRONÓMICO.

Taller Gastronómico Casanellas

Edge of Iron, 2014
Julian King
Digital Art

El toque pop que ha adquirido la imagen del cuchillo de nuestro abuelo no le ha restado la contundencia que posee, aunque los colores hayan podido suavizar la dureza de su simbología.

Los colores cálidos se agrupan en el mango de madera, como si el calor de la mano se hubiese quedado impregnado. Los colores fríos del hierro invaden no sólo la hoja, también el resto de la imagen.

Pasado y presente se unen en las texturas; las marcas del hierro se confunden ahora con los píxeles de la imagen retocada digitalmente.

La hoja del cuchillo nos muestra el sello que nuestro abuelo Hipólito marcaba en el hierro: “CASANELLAS-ESTELLA” junto con una “O” que hacía referencia a su lugar de nacimiento, Ollobarren. Hemos extraído esa “O” y, desfigurándola en dos manchas o gestos, la hemos convertido en nuestra imagen.